Más allá de la Pintura. LOt Vernier

La naturaleza como símbolo que todo lo abarca, acoge a quién quiere indagar una verdad. Y en el caso de Pilar Cossio, es su cómplice a la hora de construir una poética.

Su obra propone al espectador cauces deslumbrantes que desde el sueño o la vigilia nos conduce al centro del poema. Sin paliativos.
Pilar no puede ser reducida, su lenguaje avanza como un autentico poema.
El sueño materializado: L’objet

A partir del 2000 Pilar dedica una especial atención al objeto y a los espacios.

El objeto, por efímero, es siempre emocionante, por que en su lengua profética, resultado del sueño materializado, subyace un jeroglífico infinito cuya sustancia es la creación, y la re-creación. Sueño e instinto. ( Nunca habrá otra obra que se asemeje a” Bureau pour femmes” –instalación- o a “Pavana”…).

Pilar Cossio ha asumido que sus estructuras, saliendo del caos en el que se cristaliza la idea, tienen las exigencias de construcción de una madriguera: nuestro lugar en el mundo. Siempre a partir de una sustancia primordial y sin perder la conexión con el universo. Este proceso elaboradísimo la permite medirse con su obra, e incluirse en ella, participando plenamente de la acción. Así a través de su arte, nos incorpora a un estado del espíritu. Esto nos permitirá discurrir en torno a su simbología con la certeza de encontrar un ideario inagotable y rico que parte de su actitud explorativa, sin embargo ni siquiera así tendríamos a toda esa Pilar. Inabarcable Pilar. Porque no se vacía en respuestas simplemente simbólicas ya que su obra nace de una persuasión, una constatación.

Instalación Saute Mortel, con proyecto musical de Furio di Castri. En concierto. Exposición SUITE II.

“Fenêtre et Sel”

“Saute Mortel”, Instalación
Estas obras (instalaciones), que hacen revivir la memoria del saber, del conocimiento que contiene el lugar en el que habitan, se transforman en cámara de resonancia, en divulgador. El visitante es incitado a entrar en empatía con la energía del lugar así como con la emoción que éste transmitió al artista. Sus obras poseen una energía poderosa y sutil. Palpitan. Si las escuchamos, transmiten un silencio expresivo e intenso.

En realidad Pilar tiene cada vez más, el deseo no solo de producir objetos, aunque sean refinados, ni tampoco de colocar de un modo arbitrario esos objetos en el espacio, sino de crear lugares psicológicos, lugares evocadores que transmiten una conmoción: Obras y lugares que tuvieran una voz, un corazón que late en el espesor de las paredes.
La obra de Cossio conduce así a la hondo. Evocando aquello que nos constituye. Atravesando el bosque llegamos a su interior misterioso, al centro geométrico del poema.

LOt Vernier
Paris , febrero 2010