Protegido: Dejé que tus ojos se quedaran. El puerto amanecía. Y yo partí.

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación: